La Nueva Humanidad de Samsa

Luego del Gran Cataclismo, Samsa, horrorizado por tanta destrucción y muerte, ordenó a la Nueva Humanidad que alzara gigantescos Domos del tamaño de continentes enteros y alturas inmensas para aislarlos de sus antiguos hermanos: los Kalan.

La Nueva Humanidad no dependía más de la naturaleza, ahora su tecnología les permitía crear árboles artificiales que producían oxígeno, alimentos sintéticos, metamateriales y en el centro de todo el progreso; el Rot. Este mineral era aprovechado para crear tecnologías, materiales sumamente resistentes y súper conductores que hicieron progresar rápidamente a una humanidad que, de lo contrario se hubiera extinguido en un abrir y cerrar de ojos después de tal desastre.

Todo hombre de la Nueva Humanidad era registrado mediante un brazalete adaptable y, a su vez, le era colocada una membrana óptica conectada al mismo. Con ellos, los ciudadanos obtienen acceso directo a la M.A.I.A. (Multi-conexión de Alta Inmersión Artificial), el espacio virtual más popular de la Tierra.

Los hombres de Samsa vigilan todo y están en todo.
Nadie escapa de los ojos del lagarto.
En la Ciudadela: El Orden es Ley

Dejar un comentario